Masajes

Publicado en Técnicas Manuales

Todos hemos experimentado el alivio que se siente al poner la mano en una zona dolorida del cuerpo, así como los beneficios de las fricciones o de una caricia.

El masaje es el arte o el acto de ponerse al servicio de otra persona con la intención de aliviarla por medio de maniobras manuales; todos podemos hacerlo, incluso podemos masajearnos a nosotros mismos.

Para beneficiarse de un modo más específico es imprescindible ponerse en manos de profesionales cualificados que conozcan la anatomía y fisiología corporal, así como las distintas maniobras y tipos de masaje para elegir la técnica más adecuada a la necesidad de la persona.

Osteopatia

Publicado en Técnicas Manuales

La Osteopatía es una técnica que trata de corregir y mejorar cualquier pérdida de movilidad total o parcial del cuerpo, tanto a nivel: Articular, Visceral y Sacrocraneal,

Las primera manipulaciones articulares datan del año 5000 a d c., pero fue Andrew Taylor Still en 1892 quien fundó la primera escuela de osteopatía.
Ante una lesión osteopática el lema de Styll era:”háyala, fíjala y dejala”
Los principios de la osteopatía son cuatro:

1.-La estructura gobierna la función, cualquier alteración de huesos, músculos, órganos, etc .afecta a la actividad (respiratoria, vascular, glandular, etc)de cada una de sus partes, al principio serán alteraciones funcionales pero si no se tratan con el tiempo se harán crónicas y degenerativas

2.-La unidad del cuerpo, el cuerpo tiene la capacidad de autorregulación u homeostasia, según Styll ésta capacidad se haya en el sistema músculo-fascio-esquelético, el cual es capaz de archivar en la memoria los traumatismos sufridos.

3.-La autocuración.- El cuerpo posee un mecanismo de autodefensa capaz de eliminar y deprimir las enfermedades. Siempre y cuándo los mecanismos de nutrición y eliminación (vasos sg, linfáticos, nervios, etc)funcionen sin obstáculos la enfermedad no se produce.

4.- La regla de la arteria es absoluta, La sangre es el medio por el cual llegan todas las sustancias necesarias que el cuerpo necesita para mantener la salud y para luchar contra la enfermedad. Allí dónde llega la sangre con más dificultad es más fácil que se instaure la enfermedad.